Productos de limpieza adecuados

Cada superficie tiene características especiales, así que para mantenerlas en buen estado por mayor tiempo y asegurar una limpieza adecuada es necesario utilizar productos especializados para los diferentes materiales. Por ejemplo, el suelo es uno de los lugares que más suciedad adquieren, por lo que se deben utilizar los implementos correctos para lograr los mejores resultados.

En estos casos, la mopa representa la herramienta ideal, pues atrapa efectivamente el polvo y la suciedad. Si se trata de suelo cerámico, lo mejor es emplear lejía, amoniaco o friegasuelos. Por el contrario, si el suelo es de parque de madera, se puede limpiar con agua y un poco de jabón de manos, ya que es un material delicado. Para moquetas, hay que aspirar periódicamente el suelo.

En cuanto a mesas y otros objetos de gran tamaño, se puede utilizar una bayeta de microfibra impregnada con limpiador multi superficies, aunque dependerá en gran manera del material. Para los baños es ideal utilizar productos desinfectantes como el cloro. Los muebles y sillas deben ser desempolvados constantemente, preferiblemente con un plumero, y después aplicar el producto ideal, ya sea para madera, tela o piel.

Los cubos de basura se llenan de residuos en el fondo, por lo que es recomendable limpiarlos con una solución de detergente neutro. Los equipos electrónicos como teléfonos, ordenadores (teclado, monitor, ratón, impresoras y otros), deben ser desinfectados, ya que  al estar en contacto directo con la piel, acumulan cientos de bacterias y gérmenes que podrían llegar a ser perjudiciales. Hay que usar plumeros y bayetas junto con productos especiales para no dañar ningún equipo.

Deja un comentario